Los "10 correctos" de enfermería para evitar errores con la medicación. · Stop Errores de Medicación

Stop Errores de Medicación

Web para alertar y prevenir a los profesionales sanitarios sobre posibles errores con medicamentos

Estás en: Inicio » Blog » Los "10 correctos de enfermería" para evitar errores de medicación.

(0) 05/09/2018 19:58h

Los "10 correctos de enfermería" para evitar errores de medicación.

Sabemos que uno de los principales eventos adversos con el que se encuentran nuestros pacientes durante la atención sanitaria son los errores relacionados con la medicación. Dentro de estos errores, los que son debidos a la administración errónea de medicamentos son especialmente conflictivos, ya que un 98% de ellos no son interceptados.
Como hemos comentado en otras ocasiones, el personal de enfermería suele ser el último filtro humano dentro del circuito del medicamento, y responsable final de la administración de la medicación a los pacientes (aunque en ocasiones los pacientes también pueden actuar de filtro de seguridad).
Por ello, para el post de hoy contamos con Pau  (@Paumalap), enfermera que nos va a contar de primera mano cuales son los 10 “correctos” que deben seguir todas las enfermeras a la hora de preparar y administrar de forma segura cualquier medicamento, y así evitar errores a largo plazo.
Normalmente sólo se habla de "los 5 correctos" (o a veces incluso de los 8 correctos), pero hoy queremos ir un paso más allá en la Seguridad de los Pacientes y mostraros algunas recomendaciones más para que mejoréis la calidad y la seguridad del proceso de administración de medicamentos.

Los 10 correctos de enfermería para evitar errores con la medicación.

En España, según los últimos estudios, se estima que los eventos adversos relacionados con la medicación ascienden a un  37,4 % en la atención hospitalaria (1) y un 48,2 % en atención primaria (2), lo cual convierte a los errores de medicación en una fuente de morbimortalidad muy relevante.
Detrás de estas estadísticas hay personas. Personas que alguna vez han sufrido algún perjuicio (en mayor o menor medida) cuando se les ha prescrito, dispensado o administrado erróneamente una medicación. Personas como tú o como yo, que sin comerlo ni beberlo, se encuentran con que han ido a ser atendidos por cualquier proceso clínico y han recibido algún tipo de daño (en muchos casos incluso grave) debido a ese error.

Pero cuidado, no es lo mismo un error de medicación que un efecto adverso relacionado con los medicamentos. Cuando hablamos de efecto adverso nos referimos a cualquier evento no deseable que le ocurre a un paciente durante la atención sanitaria, independientemente de que sea un error o no (por ejemplo, una reacción alérgica de “novo”).

"Un error de medicación debe cumplir dos características imprescindibles para serlo: Que tenga potencial para producir daño al paciente y que sea evitable".

Cabe destacar que a pesar de que los errores son cometidos por las personas, se consideran casi siempre errores propios del sistema. Como consecuencia de los mismos, los pacientes pueden sufrir o no efectos adversos. En todo caso, un error que no haya tenido consecuencias para los pacientes podría considerarse como un incidente sin daño o un cuasi incidente.(3)
Por todo esto es tan importante que tratemos, a toda costa, de evitar los errores relacionados con la medicación. Para ello, si eres enfermera, nada mejor que seguir estos “10 correctos” en la preparación y administración de medicamentos (4,5):

Preparación y Administración segura de medicamentos en 10 pasos.

1. MEDICAMENTO correcto

A la hora de preparar la medicación y también antes de su administración tenemos la obligación de leer detenidamente la etiqueta o el envase del medicamento, y si tenemos a algún compañero que nos confirme que está todo OK mucho mejor (el famoso doble check).
Debido a que muchos medicamentos expresan el contenido de principio activo de diferentes formas (%, mg/mL, mg/5mL, etc.) es recomendable que nos aseguremos de que la dosis a preparar (en miligramos) sea la prescrita, y que ésta sea adecuada.

Ejemplo de isoapariencia de ampollas

Importante: No te fíes por la apariencia de la ampolla ni por la forma del propio medicamento, ya que como hemos demostrado en múltiples ocasiones la isoapariencia entre medicamentos muy diferentes, y la NO isoapariencia entre medicamentos iguales.
Puedes ver muchos ejemplos de #isoapariencia en la Galería de STOP Errores y en Twitter!

2. Reconstitución y dilución

Reconstituye y diluye el medicamento correctamente, asegúrate que no esté caducado (ni el medicamento ni el suero con el que lo vayas a diluir) y comprueba la estabilidad del compuesto resultante. Para ayudarte puedes consultar con el Servicio de Farmacia,  puedes utilizar el Centro de Información del Medicamento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, alguna app (Parenteral iOS/Android) o  Stabilis, un recurso indispensable.
En muchas ocasiones encontramos que un mismo medicamento puede ser reconstituido y/o diluido de varias formas. En este sentido, es importante destacar que existen perfiles de pacientes que se van a beneficiar de una “personalización” en la dilución de la medicación que hagamos. Éstos pacientes son sobre todo los que tienen restricción de líquidos (cardiópatas, nefrópatas, etc.).
Por otro lado, hay algunos medicamentos específicos que se deben reconstituir de una forma muy concreta, como el Ambisone (glucosado) y Amiodarona (solo en glucosado  5% y a concentraciones mayores de 600 mg/L) y que incluso requieren cierta destreza especial para una correcta reconstitución (Beriplex).
 
Ojo con los sueros Glucosados en pacientes diabéticos y con los salinos en pacientes hipernatrémicos o hipertensos.
Extra OJO: El metamizol intravenoso viene diluido en forma de sal magnésica, y suele administrarse a dosis de 2 g/6-8 h, resultando en una dosis de Magnesio diaria de X g  0,2-0,25 g (15-24 mEq) . Debido a esto tenemos que estar atentos especialmente en pacientes nefrópatas o que tengan hipermagnesemia.
 

3. Indicación y dosis

Revisa que la indicación terapéutica y la dosis del medicamento para esa indicación sea la apropiada. Nuestros conocimientos y experiencia con el manejo de medicamentos pueden ayudarnos a detectar errores y servir así de filtro humano de seguridad dentro del circuito del medicamento.
En ocasiones, las prisas, inexperiencia con un determinado fármaco o la sobrecarga de trabajo pueden hacer que encontremos discrepancias en las prescripciones médicas, por lo que debemos actuar de forma proactiva y ser una “tercera barrera anti-errores” antes de administrar el medicamento. Si algo no te cuadra… pregunta y asegúrate.

4. Vía de administración correcta

Existen numerosos ejemplos de medicamentos que por equivocación se han administrado por una vía incorrecta (intravenosa en lugar de oral, intratecal en vez de intravenosa [VIDEO], etc).
 
Para evitar esto debemos no confiarnos y comprobar siempre que la vía de administración pautada sea la correcta. En caso de duda, pregunta al médico. Más vale que seamos los pesados que siempre pregunta” a aquel que administró un medicamento por una vía de administración errónea.
Los errores debidos a una equivocación de vía de administración son ejemplos muy claros de errores de medicación que nunca deberían ocurrir (y muy graves casi siempre): Vincristina intratecnal, Bupivacaína intravenosa, Nutrición enteral por vía IV. etc. (incluso hace poco vimos en prensa un caso de administración de Acetona por vía intravenosa).

5. Hora correcta

Debemos tener muy en cuenta el horario de administración, por lo que es recomendable establecer un horario concreto para administrar las dosis de nuestros pacientes. En algunas ocasiones es muy importante cumplir estrictamente con los horarios establecidos para mantener los niveles plasmáticos del medicamento en rango terapéutico. 
Sobre todo, presta especial atención a los antimicrobianos y a la inmediatez de la primera dosis (ojo también con los inmunosupresores).

6. PACIENTE correcto

[Alerta Perogrullo] Asegúrate que al paciente al que le vas a administrar la medicación es el correcto. A pesar de que este punto resulta más que obvio, es importante destacar que en muchas ocasiones pueden producirse errores debido a la alta carga asistencial que tenemos, o simplemente pacientes que pueden parecerse en el tratamiento, nombre, apellidos, etc. [Fin de alerta Perogrullo].
 
Recomendación: Revisa siempre el nombre y apellidos del paciente. Si está dormido, pregunta al acompañante, y si está inconsciente (o no tiene la capacidad de responder) y no hay acompañante observa la pulsera identificativa.
Cuidado con: Pacientes que comparten nombre y/o apellidos.

Fuente: The CWFuente: The CW

Importante: Evita identificar a los pacientes por su cama.

7. Información al paciente

Informa al paciente  cómo tiene que tomarse la medicación y para qué sirve.  En el caso que sea por vía oral oirás la típica frase de “¿Antes o después de la comida?”. Eso y la regularidad del ritmo intestinal es de las cosas que más agobia a los pacientes de edad avanzada. Debemos informarles también en caso que la medicación pueda causar algún tipo de efecto secundario o reacción adversa. Si la medicación la administras IV oirás lo de “enfermera que tengo una burbuja de aire en el suero” con cara de pavor.
La importancia de este punto radica en dos aspectos:

Tan importante es este punto, que en algunos estudios la omisión de información a los pacientes se contabilizan como errores de medicación. 

8. Velocidad de administración

Los "10 correctos de enfermería" para evitar errores de medicación.

No vale lo de “se lo pongo a ojo”, “se lo meto en bolo que tengo prisa” o “cálculo que vaya rapidito y así acabo antes de repartir la medicación”. Cada medicamento se debe pasar en un tiempo establecido y lo debemos cumplir estrictamente. Trata de calcularlo mediante bombas de infusión o contando las gotas por minuto que deben caer (además, ésta es la típica pregunta que cae en casi todas las oposiciones de Enfermería).
 
Algunas apps móviles útiles para realizar cálculos son "Drug Infusion - IV Medications (iOS),  Intravenous Medications Gahart (Android) o IV Drips (de pago, Android).

9. Registro

Registra correctamente la administración del medicamento en la Historia Clínica. Cuidado no te equivoques y lo registres en la del vecino (es más fácil de lo que parece equivocarse en este sentido, ya que aprovechamos cuando tenemos un hueco para registrar todo lo que hemos hecho. Recuerda, lo que no se registra, no existe. Esto no solo nos evitará problemas en el futuro a nosotras como enfermeras, sino que ayudará a otros compañeros que consulten dicho registro después de nosotros.

10. Seguimiento de la respuesta

Chequea que la respuesta a la medicación administrada sea la esperada (de lo que habremos informado al paciente y acompañante). En caso que no sea así, actúa lo más rápido posible. El ir por delante en una situación de estas nos va a facilitar mucho las cosas.
Ejemplo sencillo: Monitorizar la temperatura corporal tras la administración de Paracetamol por fiebre (ver si baja la temperatura) y si no avisar al médico.
 
Y ya para acabar, recuerda que el evitar los errores en la administración de la medicación está en manos de todos y que debemos trabajar en equipo. Trata de implementar algún cambio en la forma de trabajar para evitar estos errores. Una buena medida sería imprimir esta infografía que hemos realizado y pegarla en el lugar donde prepares la medicación.

Los 10 correctos de enfermería para evitar errores con la medicaciónLos 10 correctos de enfermería para evitar errores con la medicación

+1 de propina

Las interrupciones y distracciones durante la preparación y administración de medicamentos son un factor de riesgo muy importante cuando hablamos de errores, por es recomendable que dediquemos un tiempo concreto y  en exclusividad a estas labores, y hagamos uso de algún identificador visual (como "no molestar"), que sirva para comunicar tanto al resto de compañeras como a los familiares de los pacientes que no debemos ser interrumpidos.

Fuente: https://csengloba.com/productos/seguridad-de-farmacos/sistema-vestmed-chaleco/Fuente: https://csengloba.com/productos/seguridad-de-farmacos/sistema-vestmed-chaleco/
Taza de STOP Errores de MedicaciónTaza de STOP Errores de Medicación

Si tenéis algún comentario sobre los "10 correctos"  o cualquier otra cosa os esperamos en Twitter y Facebook, o si lo prefieres puedes comentar justo debajo de esta entrada.
¡Muchas gracias por leer hasta aquí!
Si te ha gustado, puedes suscribirte al Blog y se te avisará cada vez que publiquemos una entrada (nada de Spam).
 

...y si aún no tienes tu taza de STOP Errores puedes hacerte con la tuya en este enlace.
 

Bibliografía

1.          Ministerio de Sanidad y Consumo. Estudio Nacional sobre los efectos adversos ligados a la Hospitalización ENEAS 2005 [Internet]. 2006 [citado 15 de marzo de 2018]. Disponible en: https://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/excelencia/opsc_sp2.pdf
2.          Ministerio de Sanidad y Consumo. Estudio APEAS. Estudio sobre la seguridad de los pacientes en atecnión primaria de salud [Internet]. 2008 [citado 15 de marzo de 2018]. Disponible en: http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/docs/estudio_apeas.pdf
3.          Organización Mundial de la salud. Curso virtual de introducción a la Investigación en Seguridad del paciente [Internet]. [citado 15 de marzo de 2018]. Disponible en: http://www.who.int/patientsafety/research/preguntas_mas_relevantes.pdf
4.          10 Rights of Medication Administration [Internet]. NursingNotes. 2015 [citado 16 de marzo de 2018]. Disponible en: https://nursingnotes.co.uk/10-rights-of-medication-administration/
5.           8 Rights of Medication Administration: Medication Errors [Internet]. Ausmed. 2016 [citado 16 de marzo de 2018]. Disponible en: https://www.ausmed.com/articles/8-rights-of-medication-administration/
6.  Westbrook JI, Li L, Hooper TD, et al. Effectiveness of a ‘Do not interrupt’ bundled intervention to reduce interruptions during medication administration: a cluster randomised controlled feasibility study. BMJ Qual Saf Published Online First: 23 febrero 2017. doi: 10.1136/bmjqs-2016-006123. Disponible en: http://qualitysafety.bmj.com/content/early/2017/02/23/bmjqs-2016-006123
   

Sobre los autores

Pablo Sánchez Ballesteros (@PauMalatap). Enfermera UCI Hospital Univ. y Politécnico La Fe (Valencia).Pablo Sánchez Ballesteros (@PauMalatap). Enfermera UCI Hospital Univ. y Politécnico La Fe (Valencia).
Alfredo Montero (@amonterodel). Farmacéutico Hospitalario en el Hospital Nuestra Señora de Candelaria (Tenerife).Alfredo Montero (@amonterodel). Farmacéutico Hospitalario en el Hospital Nuestra Señora de Candelaria (Tenerife).
Errores de medicación, Seguridad de Paciente
Anterior

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Aviso legal y Responsabilidad de los comentarios

Añadenos a tu lector RSS