Smartpumps: Aspectos de seguridad de las bombas de infusión · Stop Errores de Medicación

Stop Errores de Medicación

Web para alertar y prevenir a los profesionales sanitarios sobre posibles errores con medicamentos

Estás en: Inicio » Blog » Smartpumps: Aspectos de seguridad de las bombas de infusión

(0) 01/11/2016 17:49h

Smartpumps: Aspectos de seguridad de las bombas de infusión

Para este nuevo post hemos contado con la colaboración del Dr. Vicente Faus, antiguo director del Área de Farmacia y Nutrición del Hospital Costal del Sol (@AgenciaCostaSol) que actualmente realiza su actividad asistencial en la Oficina de Farmacia @FarmaciaFaus. El Dr Faus tiene una conocida y amplia trayectoria en el campo de la seguridad del medicamento y nos cuenta algunos aspectos importantes sobre la seguridad en el uso de bombas de infusión inteligentes.

Bombas inteligentes de infusión de fármacos por vía intravenosa.Bombas inteligentes de infusión de fármacos por vía intravenosa.

La administración de medicamentos mediante bombas de perfusión viene determinada por la necesidad de controlar de modo estricto la velocidad de administración de medicamentos de elevada potencia y alto riesgo intrínseco para el paciente. El uso de bombas de perfusión de medicamentos intravenosos es uno de los aspectos determinantes de la seguridad del paciente, ya que con ciertos fármacos existe un elevado número de oportunidades de un error de difícil detección.
Tradicionalmente se han venido empleando sistemas de doble verificación durante la administración, llevados a cabo por el personal sanitario, para asegurar la adecuación de la pauta de administración; pero, a pesar del doble chequeo, el error humano está siempre presente. La utilización de bombas inteligentes ("smartpumps") aumenta la seguridad en este aspecto, dado que estos dispositivos disponen de sistemas de alertas para valores de dosificación potencialmente peligrosos.

No es oro todo lo que reluce

Smartpumps: Aspectos de seguridad de las bombas de infusiónSmartpumps: Aspectos de seguridad de las bombas de infusión

Pero la presencia de estas bombas en las áreas de hospitalización también entraña ciertos riesgos, pues estos sistemas inteligentes conviven con bombas convencionales y con dispositivos de PCA (patient controlled analgesia).
Para la adecuada utilización de estos dispositivos es obligatorio protocolizar su gestión y su uso. Organismos de calidad como el ISMP proponen disponer del menor número posible de tipos diferentes de bombas para reducir la variabilidad en su utilización y fomentar el conocimiento de los profesionales sanitarios. Por ello sería interesante que existiera una selección de bombas realizada a través de la comisión de farmacia y terapéutica de los hospitales para que se garantizara la homogeneidad en el parque de bombas, facilitando su uso y evitando que co-existan dos sistemas de configuración y manejo diferentes.
Asimismo, es necesario estandarizar las concentraciones utilizadas en las distintas unidades clínicas así como consensuar los valores tolerables que figuran en los sistemas de alerta.
Debe establecerse un circuito que garantice la seguridad definiendo las bombas en la prescripción electrónica (si la hay); procurando que las concentraciones y límites de velocidad hayan sido establecidos previamente por consenso. La estandarización hace que el propio personal cuestione una prescripción cuando las diluciones o las unidades de velocidad no coinciden con las pre-establecidas en protocolo. Y si no lo hace el personal ya lo hará la propia bomba gracias a las alarmas configuradas sobre los límites máximos y mínimos que evitan que el paciente sea  infra- o sobre-dosificado.
Y no olvidar que para conseguir que el empleo de las bombas sea óptimo, seguro y eficaz hay que tener en cuenta siempre que el abordaje multidisciplinar es clave: médicos, farmacéuticos y enfermeros, así como otros profesionales, deben trabajar en conjunto para que el uso de estos sistemas se estandarice de verdad y que en la práctica habitual no exista esa temida variabilidad.

El parque de bombas

Otro aspecto a tener en cuenta es que cada unidad de hospitalización debe conocer cuáles son sus bombas y tenerlas identificadas e inventariadas. Es muy fácil que con las transiciones asistenciales las bombas se pierdan o cambien de área. Esto es peligroso en el caso de que la biblioteca de fármacos que utilizan dos áreas es distinta (seguro que alguno conoce más de un caso de errores de administración en este sentido). Es útil realizar una revisión sistemática periódicamente (por ejemplo, semanal) del parque de bombas, detectando aquellas que no están configuradas con el perfil del área en concreto.

Inventariar y controlar el parque de bombas es fundamentalInventariar y controlar el parque de bombas es fundamental

Y del Software... ¡¿Quién se ocupa?!

También es importante (y normalmente se nos pasa por alto) establecer un circuito de seguridad respecto al software. Tenemos que asegurarnos que todas nuestras bombas tienen la biblioteca de fármacos completa y que los parámetros definidos coinciden en cada una de ellas. Esta verificación es fundamental cuando se adquiere una bomba nueva o se actualiza la biblioteca de fármacos.
Para realizar esta verificación puede desarrollarse un checklist que permita comprobar que los dispositivos se han actualizado correctamente, que no existen fallos en las dosificaciones añadidas (ni falta ningún fármaco), y que no existen bombas no actualizadas o sin datos en la memoria.

Uncategorized
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Aviso legal y Responsabilidad de los comentarios

Añadenos a tu lector RSS