¿Cómo mejorar la seguridad en centros sociosanitarios? (parte 2) · Stop Errores de Medicación

Stop Errores de Medicación

Web para alertar y prevenir a los profesionales sanitarios sobre posibles errores con medicamentos

Estás en: Inicio » Blog » ¿Cómo mejorar la seguridad en centros sociosanitarios? (parte 2)

(0) 30/10/2017 19:42h

¿Cómo mejorar la seguridad en centros sociosanitarios? (parte 2)

En el ámbito sociosanitario diversos factores afectan al uso seguro del medicamento: una edad media de los pacientes cada vez mayor, comorbilidad, síndromes geriátricos asociados, la complejidad de tratamiento, nuevos fármacos disponibles, etc... A todos estos aspectos se les suma la participación de distintos profesionales sanitarios en el circuito del medicamento, lo cual multiplica el riesgo de errores de medicación (EM). Por ello, se requieren procedimientos debidamente establecidos y controles de calidad periódicos
En esta entrada os contaremos nuestra aportación como farmacéuticos de atención a centros sociosanitarios (CSS), tanto en los controles de calidad que realizamos como nuestra participación en la elaboración de algunos de sus protocolos.

 

1) Revisiones de calidad.

Gráfica con la frecuencia de errores encontrados en la revisión de los SPD preparadosGráfica con la frecuencia de errores encontrados en la revisión de los SPD preparados

2) Protocolos.

Medicación para atención urgente.
Se elaboró el protocolo que garantizara la accesibilidad y la gestión de la medicación urgente en los CSS. Fue clave el establecimiento de un circuito de provisión a través del Servicio de Farmacia de la Gerencia de Atención Primaria, quien a su vez, distribuye a todos los centros de salud de la Comunidad de Madrid. (Para ampliar pulsa AQUÍ y busca: “Coordinación interniveles para la optimización de la atención urgente a centros sociosanitarios”).

¿Cómo mejorar la seguridad en centros sociosanitarios? (parte 2)

Hospitalización a domicilio.
Se estableció un circuito para dar respuesta farmacológica a residentes hospitalizados clínicamente estables que podían trasladarse al CSS bajo unos cuidados específicos, o aquellos que, estando en el CSS podían evitar el ingreso hospitalario, y beneficiarse de recibir tratamiento de uso hospitalario en el CSS. Es preciso que exista un acuerdo entre el médico del hospital y el médico del CSS, así como un consentimiento informado del usuario/tutor. Este procedimiento, que en muchas de los ocasiones involucra un antimicrobiano domiciliario intravenoso, acorta o evita ingresos hospitalarios y los eventos adversos derivados de los mismos como desorientación o infecciones por gérmenes multirresistentes. (DE nuevo, pulsa AQUÍ para ampliar, y busca: “Coordinación interniveles para la optimización de la atención en centros sociosanitarios a través de la hospitalización a domicilio”).
 
Control de estupefacientes.
Previamente a la protocolización, existían hojas de registro de estupefacientes propias en cada centro, registros erróneos y carencias en la custodia de psicótropos y estupefacientes. Tras su implantación se ha detectado una mejora en la praxis de los distintos profesionales, así como en el registro de movimientos.

Otros protocolos:  uso racional de medicamentos, contrastación térmica y control de temperatura, incontinencia urinaria, etc. 

Con todo esto, ¿qué estamos logrando?

 
Sin duda, estos avances no serían posibles sin el acuerdo, el apoyo y la implicación directa de ambas Consejerías.

Agradecimiento especial a los coordinadores y trabajadores de la Agencia Madrileña de Atención Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia  y de la Subdirección de Farmacia y Productos Sanitarios de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Uncategorized
Anterior

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Aviso legal y Responsabilidad de los comentarios

Añadenos a tu lector RSS